Volver

La fisioterapia del suelo pélvico no es sólo para mujeres

¿Sabía esto? Los trastornos del suelo pélvico no sólo afectan a las mujeres después del parto, sino que también causan pérdidas de orina en la población masculina. Es por esto, que entrevistamos a Kristen Maike, fisioterapeuta del suelo pélvico en el Centro de Salud para la práctica física y terapia ocupacional para adultos en West Blommfield, Michigan. Maike cuenta con experiencia en el tratamiento de pérdidas de orina tanto en hombres como en mujeres y compartió las causas más comunes de la incontinencia urinaria en hombres y un acercamiento a la terapia del suelo pélvico para tratarla. 

Maike nos dijo que los hombres no suelen acudir a fisioterapia de suelo pélvico por varias razones. “Los hombres son mucho menos propensos a hablar de ello. Están asustados. No saben cómo va a ser. Están más avergonzados que las mujeres y finalmente, vienen a nosotros cuando ya no quieren lidiar con esa vergüenza”.

 

La mayoría de las pérdidas de orina son tratables

“Existe la percepción de que las fugas hacen parte del envejecimiento o es una parte normal de la salud de la próstata; que si hay problemas de próstata o cirugía, automáticamente tendrán escapes de orina. La realidad es que las pérdidas de orina son usualmente causadas por una debilidad o insuficiencia muscular.  

Al trabajar con sus pacientes varones, Maike siempre les pide que comiencen con un examen médico completo. “Tenemos que asegurarnos de que su vejiga y próstata estén sanas, luego nos acercamos a la incontinencia urinaria desde diferentes perspectivas.”

 

Opciones de estilo de vida 

Un fisioterapeuta de suelo pélvico como Maike normalmente discutirá el estilo de vida y los hábitos alimenticios durante la primera cita. Por ejemplo, los cigarrillos, el alcohol, la cafeína, los cítricos y la deshidratación contribuyen a la concentración de la orina, lo que puede causar irritación de la vejiga y provocar frecuencia y urgencia urinaria. 

“También hablamos de la frecuencia con la que van al baño. Su vejiga funciona por reflejos, así que usted puede entrenar su vejiga para retener más o menos líquido. Si está orinando cada hora, está entrenando su vejiga para que aguante menos,” Explicó Maike. “Lo opuesto también es cierto. Si usted sostiene continuamente su vejiga, entonces se llena demasiado. Como constantemente está produciendo orina y bebiendo líquidos, tiene una vejiga más grande. En algún momento, esa cantidad de fluido y presión dominará la fuerza del esfínter uretral y se filtrará”

 

¿Por qué los hombres sufren de incontinencia? 

Cuando se trata del suelo pélvico, hay dos razones principales para las filtraciones: un déficit neurológico o debilidad muscular. 

Un déficit neurológico ocurre cuando la señal nerviosa a los músculos del suelo pélvico no es lo suficientemente fuerte. Puede ocurrir con problemas de espalda, compresión de nervios o cualquier otra cosa que interrumpa la comunicación entre el cerebro/médula espinal y los músculos. 

La debilidad muscular puede ser causada por el desuso o el uso excesivo. Suena conflictivo, ya que si los músculos se debilitan, se acortan o tensan demasiado, no pueden contraer el músculo del esfínter uretral lo suficiente como para retener el flujo de orina. 

“Con los hombres, vemos muchos músculos del suelo pélvico apretados, especialmente a hombres con carreras o estilos de vida de alto estrés”, explicó Maike. “Cuando alguien tiene un estilo de vida muy estresante, o siempre tiene miedo a tener filtraciones, puede contener la orina. Parte de nuestro tratamiento es llevar ese hábito a un nivel consciente para que puedan relajarse”. 

Esos suelos pélvicos apretados son sólo una de las razones por las que los médicos y fisioterapeutas no le dicen a todo el mundo que “haga ejercicios de Kegel” por su cuenta. “Tenemos que asegurarnos de que lo están haciendo correctamente o podrían empeorar la situación”, compartió Maike. “Les enseñamos sobre las funciones del suelo pélvico y cómo aislarlo.”

Maike nos dijo que la mayoría de los pacientes que ella ve están lidiando con más de un problema que contribuye a sus escapes de orina, “Un solo problema es un hallazgo raro”.

“Usualmente un hombre consulta por problemas para mantener un flujo de orina constante o porque no puede iniciar su flujo. Mientras hablamos, descubro que también tiene algo de urgencia, dolor y más. A menos que se haya sometido a una cirugía de próstata, generalmente el diagnóstico apunta a problemas nerviosos o musculares junto a temas de comportamiento como la dieta, la retención de la orina durante todo el día o el apretón de glúteos”.

 

La primera cita

Maike comienza el ingreso de sus nuevos pacientes con una entrevista, pidiéndoles que completen un diario de vejiga durante dos o tres “días típicos”. Luego tienen una discusión sobre lo que puede estar contribuyendo a las filtraciones.

“La gente hace lo que está preparada para hacer, así que mi postura es: ‘¿Cuántos cambios de estilo de vida está dispuesto a hacer?’ ‘¿Qué tan listo está para probar algo diferente?’ Por ejemplo,  nadie quiere dejar el café, así que les sugiero que lo prueben con crema o que beban cantidades iguales de agua al mismo tiempo para diluir el irritante. Mi misión es tener una gran bolsa de trucos para darle a mis pacientes para que puedan - al menos - intentar algo que marque la diferencia”

Para evaluar la función de los músculos del suelo pélvico en los hombres, Maike realiza un examen rectal manual para que pueda sentir el suelo pélvico y determinar si hay dolor o tensión en alguno de los músculos. Luego hace una prueba de Electromiograma de superficie (EMG). Las etiquetas de EMG se colocan en la piel por encima de los músculos que conectan con el suelo pélvico. Estas etiquetas se conectan a una computadora, que mide los impulsos nerviosos a los músculos. Esta forma de biorretroalimentación se utiliza para enseñar al paciente a hacer los ejercicios de Kegel correctamente.

 

¿Por qué debe consultar a un especialista? 

“Si un paciente tiene algún tipo de problema -dolor, estreñimiento, disfunción sexual o urinaria- es muy importante que vea a un especialista, a un médico o a un fisioterapeuta del suelo pélvico. En esos casos, hacer los ejercicios de Kegel por su cuenta puede empeorar o prolongar el problema de los escapes de orina”, aconsejó Maike. “No es gran cosa. Hacemos que NO se sienta loco. Nunca he tenido un paciente que se arrepienta de haber venido a verme. Han estado nerviosos pero siempre tienen diferentes grados de mejora. Aunque es posible que no eliminen todos sus síntomas, todos dicen que desearían haber venido antes”.

¿Más razones para motivarse a consultar? Maike nos dice que los hombres que reciben fisioterapia del suelo pélvico también mejoran su función sexual.

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
Fisioterapia del suelo pélvico para mujeres
Siguiente
Consejos para dormir bien por la noche