Volver

El control de emociones en el cuidador del adulto mayor

Cada experiencia deja una huella emocional cuyo proceso demanda una lucha interior invisible para los demás. Cuando el proceso no ha sido adecuado, se detonan y desbordan emociones como frustración, enojo y tristeza. El control de emociones requiere de comprensión, estrategias de afrontamiento y apoyo emocional. Un camino de grandes aprendizajes que vale la pena conocer. 

 

10 técnicas para el control de emociones

 

1. Identifique la emoción

Algunas veces cuesta identificar con exactitud emociones mezcladas como, por ejemplo, culpa, miedo o frustración. Reconocer la emoción es ponerla en palabras y reflexionar sobre su causa. Es el primer paso en el correcto manejo de emociones.

 

2. Identifique qué ideas acompañan lo que siente

Detrás de una emoción existen diversas ideas. La manera en cómo se ve así mismo y cómo ve alguna situación en particular determinará lo que siente. Piense positivamente, esto lo ayudará a controlar la angustia o a controlar la tristeza y sentirse mejor.

 

3. Dese permiso de sentir

Dedicarse a los cuidados del adulto mayor puede generar mezcla de culpa, enojo y amor, sobre todo si es familiar. Transforme sus ideas sobre esas emociones: no son buenas ni malas, sino señales que indican la conveniencia de cambiar creencias. Entender las emociones no es luchar contra ellas, es tratar de controlar la acción considerando cómo se sentirá cuando haya pasado todo. 

 

4. Perdónese

Cuidar a una persona en estado de vulnerabilidad genera desgaste emocional y afecta las decisiones. Si se equivocó o no hizo lo suficiente, comprenda que, como cualquier otra persona, hace lo mejor que puede. 

 

5. Aprenda a expresar sus sentimientos

Describa la acción y lo que eso generó en usted, evitando acusaciones. En la medida en que lo haga, liberará tensión independientemente de la respuesta que obtenga de la otra parte.

 

6. Reconozca lo que no puede cambiar

Cuando se cuida a un adulto mayor, hay frustración constante en situaciones cotidianas como la incontinencia urinaria, entre otras. Ajustar expectativas ayuda a disminuir la frustración. Significa diferenciar entre deseo y realidad.

 

7. Converse con otros cuidadores

Compartir experiencias y sentimientos sin sentirse juzgado libera tensión y ayuda a manejar las emociones. Es ideal para intercambiar estrategias de afrontamiento. Sentirse escuchado y comprendido es un factor de protección ante la tristeza y la frustración. 

 

8. Ponga atención en su respiración

Estando alterado, la respiración y el ritmo cardíaco se aceleran, ya que se activa la alerta en el organismo. Un control de emociones efectivo implica intervenir en la respiración con inhalaciones y exhalaciones lentas y profundas para que el cuerpo abandone el estado de alerta.

 

9. La meditación

La meditación ayuda a bajar la ansiedad. Si la práctica es frecuente, será más fácil el control de emociones durante un episodio estresante. La meditación es un trance natural que sucede, por ejemplo, cuando va conduciendo por la ruta y se concentra en el camino. Significa poner su atención en un punto, ya sea música, color, forma, etc.
Se recomienda iniciar con una duración mínima de 5 minutos, sin embargo, si se practica todos los días es conveniente ir incrementando el tiempo hasta conseguir el ideal y que se torne en un hábito en su vida. 

 

10. El baile es meditación en movimiento

Además de ser una actividad física, activa los centros del placer del cerebro. Sirve para tomar conciencia del cuerpo y relajar los músculos. Ayuda en terapias de depresión y levanta el ánimo.

 

Referencias bibliográficas
Bernardes Soljancic, G. (2011). Influencia del baile recreativo en el estado de ánimo y autoestima de personas adultas. Eureka (Asunción) en Línea, 8(2), 241-253. Recuperado de http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2220-90262011000200009&lng=pt&tlng=
Rodríguez Rodríguez, T., García Rodríguez, C. M. & Cruz Pérez, R. (2005). Técnicas de relajación y autocontrol emocional. MediSur, 3(3), Recuperado de https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=1800/180019787003

 

 

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
¿Cómo se relacionan las principales enfermedades comunes con la incontinencia urinaria?
Siguiente
Consejos para vivir activamente con incontinencia