Volver

5 cambios sencillos en su estilo de vida que puede realizar desde hoy

Si alguien le dijera que hay pasos sencillos que podrían minimizar los escapes de orina, probablemente usted les daría una oportunidad. Estamos aquí para que sepa que es posible. Controlar las pérdidas de orina puede ser tan simple como hacer algunos pequeños cambios en su día a día.

 

Aquí hay cinco cambios que puede comenzar hoy:

 

Nada de cafeína

El café, el té, las gaseosas y el chocolate pueden ser irritantes para la vejiga. Debido a que la cafeína también es un diurético, puede hacer que usted produzca más orina y sobrecargue su vejiga. Considere la posibilidad de eliminar las bebidas y alimentos con cafeína, o cambie a opciones sin ella. Si dejar de tomar café o bebidas con cafeína es demasiado difícil, trate de no tomar más de dos tazas al día.

 

Limite su consumo de alcohol

La cerveza, el vino y el licor son todos diuréticos que hacen que la vejiga se llene rápidamente y desencadenan la urgencia de orinar. Además, el alcohol deteriora la señal entre la vejiga y el cerebro, interfiriendo con el control de la vejiga y aumentando la probabilidad de accidentes. Limite su consumo de alcohol o evítelo por completo.

 

Ejercítese

Los ejercicios de Kegel son movimientos pequeños y estratégicos que, cuando se realizan correctamente, pueden fortalecer los músculos del piso pélvico para mantener o aumentar el control de la vejiga. Para realizar los ejercicios de Kegel, contraiga los músculos que usa para detener el flujo de orina. Mantenga la contracción durante tres segundos y luego relájese durante tres segundos. Repita de ocho a diez veces. Usted puede hacer estos ejercicios en cualquier momento y en cualquier lugar.

 

Perder unas cuantas libras

Tener unos kilos de más puede tener un efecto negativo en la salud de su vejiga. El sobrepeso puede ejercer presión sobre la vejiga y los músculos cercanos, contribuyendo aún más a los escapes de orina. Una pérdida de peso de sólo 5 a 10 por ciento puede mejorar la función de la vejiga.

 

Siga consumiendo agua

Muchas personas con incontinencia urinaria tienen la impresión equivocada de que al tomar menos líquidos pueden disminuir su incontinencia. En realidad, puede ocurrir lo contrario. La disminución de líquidos puede conducir a la deshidratación y, a su vez, al estreñimiento, que pueden contribuir a la incontinencia. Además, cuando usted bebe menos agua, su orina está más concentrada y puede irritar el revestimiento de la uretra y la vejiga. Beber mucha agua es un componente importante para el control de la vejiga, así que beba al menos 1.5 litros de agua durante el día.

 

Manténgalo simple y siga adelante con fortaleza

Al hacer sólo unos pocos cambios sencillos, usted puede experimentar una gran diferencia y tener éxito en el control de su vejiga y en su forma de vivir a diario.